Artículo

Daniel Formigo - mayo 2017


Página web vs página de Facebook
Página web vs página de Facebook, ¿qué hacer?

Introducción

Un tema que da mucho que hablar. La verdad es que no está haciendo ningún favor a los diseñadores gráficos de páginas web, pero tampoco a las empresas, el hecho de que algunas pequeños y medianos negocios se conformen con tener solamente una página de Facebook decidiendo no abrir su página web, ya que el que no tenga una presencia online se está perjudicando a sí mismo y quedándose atrás tanto en el posicionamiento natural de Google (el cual controla el 98% de las búsquedas online) como en dar una imagen a sus clientes de sitio web contundente y efectivo con presencia digital y marca online.

Yo siempre le digo a mis clientes que NO TIENE NADA VER la una con la otra. Veamos porqué:

Cuestión de imagen, lo cual es muy importante para diferenciarse

Una página web es el centro de la estrategia digital de cualquier empresa, el canal de comunicación digital por excelencia, la cual se compone de otros canales online, es decir, las redes sociales como Facebook. Éstas son un buen complemento para fomentar la participación, interacción y difusión de tus contenidos a los usuarios, pero tener una página web es tan necesario (o más actualmente) como tener un número de teléfono o una dirección postal. Las redes sociales son una herramienta excelente de cara a atraer nuevas personas hacia tu negocio, producto u organización.

Por otro lado, si no tienes un dominio propio (por ejemplo www.miempresa.com) te verás obligado a tener una cuenta de correo de gmail, yahoo, terra, etc. para comunicarte con tus clientes. Esto quiere decir que tu email será algo como miempresa@gmail.com. En cambio, si tuvieras tu propio dominio y página web, tu dirección sería info@miempresa.com. La cosa cambia bastante de cara a tener más potencia visual y credibilidad como marca (branding) ante tus clientes, y lo que es más importante, ante tus posibles nuevos clientes.

Búsqueda de tu negocio en Internet

Si tienes tu página web, los usuarios podrán localizarte por medio de varios canales:

  • Cuando buscan en Google con palabras clave relacionadas con tu producto, servicio u organización.
  • A través de publicidad digital en otras páginas o portales web.
  • Haciendo uso del Email Marketing.

En cambio, si sólo dispones de una página de Facebook, los usuarios solamente te encontrarán cuando entren en su cuenta y escriban el nombre de tu negocio en el buscador interno de Facebook, pero no a través de palabras clave.

Información y contenidos corporativos propios

En tu página web vas a tener de forma permanente la información y contenidos referentes a tu negocio y tus respectivos productos, organizando las secciones y el contenido de acuerdo con tus necesidades y preferencias, es decir: quienes somos, qué hacemos, nuestro equipo, qué ofrecemos, horarios, actividades, contactar, etc. Siempre podrás enviar a un cliente a tu página web para que vea de forma clara y directa cual es el propósito de tu empresa. Puedes utilizar las redes sociales como un canal para atraer a personas interesadas a estos contenidos, difundir vuestra actividad y para dar transparencia al negocio, pero una página de Facebook tiene secciones específicas y limitadas, y debes ajustarte a su formato y al espacio disponible, así como tener siempre la imagen corporativa del propio Facebook como nota dominante, anulando tu identidad de marca (colores corporativos, diseño gráfico, etc.).

Análisis y mejora de la interacción

La página web nos ofrece la posibilidad de medir las visitas de los internautas a nuestro sitio, tener una visión general de la audiencia por páginas y otros datos de mucho valor que nos dan la posibilidad de saber qué es lo que más le interesa a los usuarios sobre el contenido de nuestra página web, para poder así mejorar nuestro servicio o producto a través de esta información sementada que podemos conseguir por medio de herramientas de analítica como Google Analytics.

Complemento a tu página web

La página de Facebook es complementaria a tu página web, pero nunca podrá reemplazarla. Tu sitio web es donde vas a publicar contenido extenso como artículos, infografías, galerías de imágenes o catálogos, y también te da la posibilidad de poner a disposición del internauta contenidos que puedan ser descargados (archivos PDF, imágenes en alta resolución, etc.). Una forma de utilizar el muro de Facebook sería publicando de manera breve y directa las actualizaciones que hagas en la página web, o en el blog, para que tus clientes y seguidores estén al día de las actualizaciones, nuevos eventos o productos de tu empresa, difundiéndolos de manera rápida y efectiva, dando relevancia a los elementos visuales como imágenes o vídeos, pero siempre insinuando a los internautas que visiten tu página web para obtener más información. Esto último sería el objetivo real de las redes sociales como Facebook: que los usuarios visiten tu página web. La ventaja de las redes sociales como Facebook es el factor instantáneo.

Conclusión

Siempre hay que invertir en un sitio web propio, aunque necesitaremos las redes sociales para que la estrategia digital alcance el éxito. Con muy poco dinero al año, tendrás un punto de encuentro online, información, referencia, escaparate y base de operaciones de tu negocio. Es fundamental hoy en día contar con una página web para que te puedan encontrar a través de Google, e ir poco a poco aumentando tu presencia online, por ejemplo desarrollando un blog dentro de la misma página web. Hay que ser consciente de que un sitio web siempre será accesible para todo el mundo, mientras que una página de Facebook sólo la verán de forma natural e interactuarán con ella quienes sean usuarios de esta red social.

Si te decides a tener tu propia página web, no dudes en ponerte en contacto conmigo. A partir de 300€ podrás tener tu presencia online con una imagen original.


Compartir

  • Pinterest